Tribunales de primera instancia

Los tribunales de primera instancia son los tribunales locales donde se inician las causas judiciales. Son la primera parada en el sistema judicial cuando alguien tiene un problema o una disputa. Los tribunales de primera instancia oyen las pruebas, escuchan a los testigos y deciden el resultado del caso. Estos tribunales se ocupan de varios tipos de casos, como juicios penales, litigios civiles y asuntos de familia como divorcios o custodia de menores.